Casos de corrupción

 VELEZ-MALAGA

imgo (1)

Notificaciones en la oficina de correos

El proceso judicial comenzó de la siguiente manera: La compañía dueña de la propiedad y el representante de la licencia de construcción fueron demandados por Aurelia Ruiz Ales, creyendo que el dueño de la compañía y el representante eran la misma persona.

image15

Debido a que la dirección de la compañía no estaba actualizada, la gerencia de ésta no fue informada. El representante, quien es residente en España, podría haber sido informado, pero no lo fue porque su nombre y NIE no eran correctos. Además, en el proceso judicial el representante pasó a ser el constructor. ¿Sorprendido? Primero el nombre y el número de NIE eran incorrectos y luego el representante pasó a ser el constructor. El abogado de la otra parte dio comienzo al juicio, y aquí es donde todo se inicia a tus espaldas. La oficina de correos certifica que la persona ha sido notificada y, sin embargo, no hay firma que lo confirme. Únicamente el certificado de la oficina de correos. Cuando se solicita la verificación de la firma por un especialista, ésta ya ha sido eliminada por su antigüedad..

El argumento que esgrime la oficina de correos ante la petición de la firma es:

“Fue hace años así que no la conservamos, pero confíe en nosotros, el certificado dice que lo recibió, así que fue usted”.

Incluso cuando hay errores en el nombre y en el número de NIE, no dicen nada y tu propio abogado juega al mismo juego y lo apoya.

Se engaña al tribunal y se abren las puertas para que el oponente comience con el juego. Al revisar los documentos del caso, se puede ver que por años el tribunal ni ha podido localizar a la persona involucrada ni ha hecho esfuerzo alguno al respecto. El adversario podría traer toda clase de informes sin encontrar obstáculo alguno. El dinero envuelto podría ser altísimo por los intereses acumulados de todos estos años. Cuando se llega a este punto ten la certeza de que los abogados se llamarán y acordarán cuánto se llevará cada uno. Si crees que tu abogado te está defendiendo estás muy equivocado. Ahora es tu enemigo y te dirá un montón de mentiras para lograr su meta. Incluso cuando tengas una alta probabilidad de ganar el caso te dirá lo contrario y se asegurará de intervenir cuando ya sea demasiado tarde.

El dinero es lo primero, la justicia es difícil de encontrar en Andalucía…